jueves, 29 de diciembre de 2016

Un huevo pintado en la calle. Alvaro Peña

El pintar un huevo en una plaza produce gran cantidad de anécdotas....estos días que he estado terminando mi trabajo para el proyecto "Eclosión" ha sido fantástico a pesar de lo incomodo y el frio que hacía, amigos que hacía años que no veía...pequeños que se asombraban y querían tocarlo...muestras de entusiasmo de desconocidos...otros me pedían permiso para hacerse una foto...me preguntaban de todo....visitas como la de mi buen amigo Rafa Hortal, nuestro alcalde José Ballesta, o el periodista Carlos del Amor o salirme la posibilidad de hacer una exposición en un gran país que ya contaré , pero lo que más me gustó es cuando apareció mi hijo y me dijo que era "superchulo" y que me debía plantear pintar más huevos...humm...tendré que pensármelo





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada