martes, 21 de agosto de 2018

El pintor Alvaro Peña en la Opinión de Murcia

Álvaro Peña Sáez: "Hay que salir fuera para darte cuenta de que vales"

Aunque estudió Ciencias Políticas y Sociología en la Complutense de Madrid ha dedicado toda su carrera al mundo de la pintura y la ilustración


Murcia, 1968. Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología, aunque está dedicado al mundo del arte desde los 14 años, cuando comenzó a dibujar sus primeros cómics. A su vuelta de Madrid comenzó a publicar viñetas diarias en ´La Opinión´ y en diferentes publicaciones. Ha presentado decenas de exposiciones individuales y colectivas por toda España, Italia, Francia, Rumanía, Portugal y Miami (Estados Unidos) y ahora ha comenzado con la escultura.
Aunque estudió Ciencias Políticas y Sociología en la Complutense de Madrid ha dedicado toda su carrera al mundo de la pintura y la ilustración y es Académico Correspondiente de la Real Academia de Alfonso X El Sabio. Ha recibido varios premios nacionales e internacionales, ha realizado multitud de exposiciones individuales, colectivas y más de una decena de carteles de diferentes eventos. Con el artista plástico Álvaro Peña, marido de Mercedes desde hace 18 años y padre de otro Álvaro Peña, de 11 años, hablamos sobre su trayectoria, sus proyectos y sobre los mejores veranos de su vida.
¿Cuándo comenzaste a pintar?
Con catorce años ya comencé a publicar mis primeros cómics. Después fui ilustrador en las revistas Tribuna la Muralla y Tribuna Regional y cómics para La Ciudad de los Muchachos. Después me marché a estudiar Ciencias Políticas y Sociología a Madrid, donde conocí gente muy metida en el mundo del arte, y del cómic y pasé a la pintura, en un principio era muy conceptual y abstracta y colaboraba con revistas estudiantiles, eran los años de la movida madrileña. A la vuelta a Murcia comencé a publicar viñetas diarias en LA OPINIÓN, en periódicos digitales y en las revistas Amanico y El Batracio Amarillo. Después hice un cómic para la Comunidad Autónoma, con La Familia Mursiya y para diversas asociaciones benéficas. Conforme decayó el cómic fui ampliando mi faceta pictórica. Soy un apasionado de grandes pintores y sus biografías y me decanté por la figura humana, línea y mancha. Mi primera exposición fue en Madrid y a partir de ahí, por toda España, y fuera: Portugal, Italia, Francia, Lituania, Rumanía y Estados Unidos. Ahora estoy comenzando con la escultura.
¿De cuál de tus exposiciones guardas mejor recuerdo?
Sin duda de la que hice en Miami, donde me recibieron con los brazos abiertos y me presentaban como un gran artista español. Hay que salir fuera para darte cuenta de lo que valemos. Aunque yo no debo quejarme, cuando me preguntan si considero que he sido profeta en mi tierra, digo que sí.
¿Cuál ha sido el mejor verano de tu vida?
Todos mis veranos de la infancia eran muy parecidos, anque mis padres trabajaban, íbamos en julio a una finca en El Cabecico del Rey, entre Corvera y Fuente Álamo y en agosto, a Punta Prima. Recuerdo mi pandilla de amigos en el campo. Eran casas diseminadas y nos movíamos en bici por las tardes y por las noches. Nos íbamos a Corvera o a Fuente Álamo, a las primeras discotecas. Luego en agosto, era la pandilla de la playa, con los que aún mantengo relación a través de las redes sociales.
¿Y este verano cómo lo llevas?
Hicimos un viajecillo a Ibiza para comenzar el verano con fuerza y ahora estamos entre La Azohía y Punta Prima, con la familia. Salidas a cenar con los amigos y alguna copa por las noches, pero muy tranquilos.
¿Has veraneado en otros sitios?
Como mi padre era médico viajábamos con él a muchos congresos en Cataluña, Andalucía, Extremadura. Recuerdo que visitábamos bodegas. Después me ha gustado viajar por todo el mundo, Tailandia, Egipto, Francia, Italia, EEUU...
¿Recuerdas alguna canción del verano?
He disfrutado mucho de las típicas canciones de los locales de copas de la época. He sido fanático de la música electrónica, sobre todo de Jean-Michel Jarre y los alemanes Krafwerk y, en los veranos, Los Secretos, Gabinete Caligari, Los Ilegales y estoy recordando ahora mismo Mangas cortas del grupo murciano Los Elegantes. Participé activamente en la movida murciana tocando el teclado con el grupo Décimo Piso, con 16 años, con quienes recorrí toda la Región. Fui el primer murciano en llevar un sintetizador colgado, al mismo tiempo que Nacho Cano [Risas].
¿Ibas a cines de verano?
Al cine de Cabo Roig, con el típico bocadillo y allí nos comprábamos los refrescos y las pipas. No soy para nada cinéfilo. Me gusta ver cine pero no se me quedan ni los títulos de las películas ni los nombres de los protagonistas.
¿Prefieres playa o chiringuito?
Odio la sombrilla. No me verás nunca colocar una en la playa. Con mis padres teníamos un toldo. Hoy me baño bastante rato y salgo directo al chiringuito.
¿Fue en verano tu primer amor?
Fue en el colegio, pero nunca se materializó. En el instituto sí tuve un amor más fuerte, con los primeros besos entre clase y clase. Luego me acuerdo de ir con mis amigos a las fiestas de Fuente Álamo, donde conocíamos algunas chicas y salíamos con ellas. Un día nos echaron a manguerazos de una de las peñas y hasta nos querían pegar por quitarles a sus chicas en verano [risas].
¿A qué edad aprendiste a montar en bicicleta?
Desde siempre, estábamos todo el día en bici, era una especie de Verano Azul, de casa en casa, con las rodillas siempre llenas de mercromina roja que parecía que veníamos de la guerra.
¿Cuáles son tus paisajes favoritos de la Región?
Sobre todo la costa, especialmente La Azohía, Cabo Tiñoso. El perfil de la montaña con la torre de Santa Elena y el mar lo encuentro mágico. Del interior me encanta el valle de Ricote.
¿Lees en verano?
Sí, me apasionan las biografías de pintores. Soy un fanático de la bohemia francesa, Man Ray y la vida de Modigliani o Gustav Klimt.
¿Te has bañado desnudo?
Soy muy pudoroso con mi intimidad, sobre todo porque últimamente me encuentro gente que me saluda por la calle y no sé ni siquiera quiénes son.
¿Qué planes tienes?
Preparo una exposición para diciembre en El Corte Inglés y tengo cerradas varias salas fuera de la Región que no me gusta adelantar hasta que no sea firme. Soy un poco supersticioso con eso. También estoy colaborando en un libro sobre pintores murcianos.

domingo, 10 de diciembre de 2017

ABRACADABRA DE ALVARO PEÑA EN EL REAL CASINO DE MURCIA

A.Ganuza para la Opinión de Murcia:
Acrílicos, magia e identidad
Álvaro Peña presenta en el Real Casino de Murcia 'Abracadabra', una colección de 23 piezas que abre una nueva etapa en la trayectoria del pintor
Se trata de una muestra cargada de dinamismo que pretende «provocar» al espectador
Lo más difícil para los que se dedican al arte –en cualquiera de sus formas– es la firma. Pero no la signatura propiamente dicha de la obra, sino esa asignación casi mágica que se hace entre una pieza y su autor; ese estilo inconfundible, propio, que es un identificador casi tan certero como la impresión del nombre del artista sobre el lienzo.
Álvaro Peña inaugura en el Real Casino de Murcia su nueva colección, Abracadabra, y aunque no se refiera con el título a ese vínculo entre identidad y voz pintada que se describe en el primer párrafo de este texto –sino a la comunicación de las obras con el espectador–, no hay duda de que el pintor murciano ha logrado esa firma, ese yo pictórico inconfundible tan cotizado y que hace grande a un artista.
«Llevo toda una vida buscando una identidad propia, una forma de ser que se trascriba en mi obra. Los matices que van apareciendo en mis trabajos son parte de mí. Cada obra terminada es un impulso a seguir y conocer qué pasará en la siguiente. Cuando uno desde pequeño decide que va a dedicar su vida a disfrutar creando, no se da cuenta de por dónde va. Es un camino con muchos altibajos y en donde nunca conoces el rumbo correcto o el equivocado. Que después de tantos años haya personas que reconozcan y valoren mi trabajo supone una gran satisfacción», explica Peña en una entrevista para la revista del Real Casino con motivo de la exposición, que se abre al público en la Sala Alta a partir de las ocho de esta tarde.
La muestra se compone de 23 piezas, acrílicos sobre lienzo en su mayoría, en las que, si bien la figura femenina –muy recurrente en la obra de Peña durante toda su trayectoria– vuelve a tener un papel relevante, el cuerpo de la mujer cede protagonismo en favor del color. Pinceladas delicadas y colores vivos contrastan con la agresividad de su particular uso del negro –destacar, llegados a este punto, Saeta, una obra de gran formato que preside la muestra–, regalando al espectador pinturas cargadas de ritmo, movimiento y espontaneidad, rompiendo así con estructuras preestablecidas. «Vivimos en una sociedad donde todo debe estar perfectamente colocado en su sitio, lo que no lo está provoca rechazo, insatisfacción o frustración, pero en otros casos irradia curiosidad y expectación», explica el artista, a quien lo le gustan las etiquetas: «No pretendo encasillarme en ningún estilo predeterminado. De Modigliani decían, simplemente, que pertenecía a la Escuela de París. El pintor italiano se salió de todos los cánones establecidos y era imposible para los críticos encuadrarlo en un estilo. Para mí es un referente».
De hecho, con esta muestra –«creada especialmente para el Real Casino», apunta su autor en declaraciones a esta Redacción–, Peña inicia una «nueva etapa» en su pintura, en la que cada vez más las figuras se introducen en el cuadro y en la que la composición –«la parte más importante» de su obra– cobra una nueva dimensión.
Así, Peña, más que gustar o disgustar, busca impactar con Abracadabra. «Es un juego de audacia y provocación. Una vez dijo Goethe que 'la audacia es genialidad, imaginación y poder'. Yo busco audacia, cada vez más audacia, es la base de mi obra. Tampoco busco sorprender con cuadros atrevidos y fáciles, quiero hacer pensar al que lo contempla, provocar a la mente para que trabaje viendo mis obras», señala el pintor en la citada entrevista.
Y es precisamente ese 'trabajo' interior de quien mira el motor que despierta la «magia» de esta muestra; ese 'abracadabra' que pone en marcha el diálogo mágico entre obra y espectador. «Con 'Abracadabra' voy a intentar que el Casino se convierta en algo mágico, artísticamente hablando. No voy caer en lo anodino, buscaré la comunicación mágica con el espectador, provocarle sensaciones, unas serán buenas y otras malas, pero hace años que decidí arriesgar y esta nueva exposición no va a ser una excepción», advierte.
Y es que Peña, que en los últimos años ha llevado su arte por países tan dispares como Portugal, Francia, Italia, Estados Unidos, Rumanía o Lituania, tiene claro que el que no arriesga, no gana. «Cuando entro por la puerta de mi estudio, lo primero que pienso es en hacer algo diferente. No entiendo la idea de llegar y hacer una obra igual que la del día anterior, necesito crear, innovar. Quiero vivir creando. Lo que sea, pero crear. Que aparezcan líneas, manchas, color y que una vez unidas me provoquen algo interior, algo que perdure y que tenga mucha fuerza compositiva», explica. Por suerte para él, hay una 'firma' que le ampara: un estilo que, por muchas vueltas de tuerca que quiera darle a sus piezas, las mantendrá ancladas a esa voz pintada tan personal del murciano



viernes, 21 de julio de 2017

LA POETICA DEL SIGNO. CRÍTICA ARTÍSTICA DE PEDRO MANZANO

ĹA POETICA DEL SIGNO
de Pedro Manzano
Fue el crítico Michel Tapié quién etiquetó por primera vez el Informalismo. Una denominación introducida en 1951 con motivo de las exposiciones Véhémences Confrontées y Signifiants de L´informel, que permitiría designar a un grupo de pintores europeos y americanos: Riopelle, Fautrier, Dubuffet, Wols, Tápies, Pollock, Hartung o Guinovart…, entre otros, dotándolos de un nexo aglutinador. Un término complejo que integra ciertas ideas: el gusto por la materia, el trazo gestual, la búsqueda del sentido de lo espacial, la valoración del azar y la improvisación. Sin que resulten necesariamente excluyentes las referencias al mundo real o a la figuración. El Informalismo valora, sobre todo, la personalidad del artista y su posicionamiento en referencia a las técnicas y materiales empleados.
Aquellos logros del Informalismo han pervivido y mutado en la obra de un buen número de creadores. Y desde luego han sobrepasado ampliamente el siglo XXI, amparados en la propia ambigüedad e imprecisión del término. ¿Alguien cree que es posible sustraerse a la atracción que ejercen sobre el artista conceptos tales, como desestructuración, valoración del signo y la mancha, rapidez de ejecución y proyección en la obra de un cierto estado anímico? Al fin parece que es en la ambigüedad, en lo no desvelado explícitamente, donde radica la supervivencia, no solo de un término o de un concepto creativo, también del propio artista, en tanto en cuanto éste es capaz de asumir cambios, de adoptar nuevas ideas, de aventurarse por nuevos y desconocidos caminos.
Llegados aquí podríamos preguntarnos ¿responde al adjetivo <> la obra de Álvaro Peña? O mejor ¿Cuánto hay de <> en sus piezas? Una pintura de acción contenida, controlada, que juega con las posibilidades expresivas del grafitti, que Peña somete a las reglas de la pintura y a las dimensiones más limitadas del lienzo; del gesto, convertido en un signo pictórico que ha ido despojándose del color, que actuaba antes de relleno formal, y es ahora una forma sinuosa, gris o negra, a la búsqueda de un ritmo elegante propio y diferenciador en cada una de las obras. Signos, grafías que, como si se trataran de un alfabeto carente de nexo explícito o de significado, buscasen explorar libres la superficie blanca del cuadro, interactuando con las representaciones de figuras femeninas que animan el lienzo y parecen, en un juego surreal, emerger del subconsciente, apelar a lo sensual. Un ejercicio pictórico y, a la vez, un elogio al dibujo y la ilustración –otros campos en los que Álvaro Peña ha incursionado–, al cómic de los ochenta –que difícil no percibir en estos cuerpos desnudos el recuerdo de Manara, Hugo Pratt, Dino Battaglia o Jean Giraud–. Sí, en la obra de Álvaro Peña parecen subsistir ciertos elementos informalistas, la búsqueda de espontaneidad, el rechazo a lo premeditado y, en especial, ese empeño por explorar obsesivamente las relaciones entre los personajes que asoman en sus cuadros y las caligrafías que les sirven de soporte espacial, de lugar y estado, de justificación y presencia.
Si, a modo de ejemplo, analizásemos dos de las últimas piezas del pintor, realizadas en 2017: El penúltimo hombre de Vitruvio, un díptico de 160x40 cm; y El taller de los deseos, un tríptico de 320x80 cm, pronto comprobaríamos que en ambas obras el artista pretende, con esa renuncia a lo formal, superar una dialéctica recurrente a lo largo del pasado siglo, la falsa oposición entre abstracción y figuración. En el primero a través de la forma en que el personaje se imbrica en las curvas libérrimas y parece formar parte o salir de ellas. En el segundo cuadro aludido esa superación está ligada a la idea de secuencia y movimiento de las figuras femeninas, representadas en cada una de las partes que componen el tríptico, que semejan acomodarse al vaivén de los amplios trazos del pincel. No parece, por otra parte, que estemos desvelando una línea de trabajo que resulte nueva en el discurso plástico de Álvaro Peña; acomodar lo abstracto y lo figurativo forma parte del esfuerzo con el que el artista plástico lleva años enfrentándose, incluso cuando el color, que parecía convertir sus lienzos en iluminadas vidrieras o esmaltes, constituía el núcleo de sus propuestas.
Caminos por explorar. Caminos que llevarán al pintor, de forma ineludible, a romper con lo formal. Pues, como diría Jean Dubuffet, la pintura no deja de ser un lenguaje, por lo general más espontáneo y directo que las propias palabras, cercano al grito y a la danza, un medio de expresión de nuestras voces internas que recurre a la sorpresa como razón de ser de su poética y su existencia.
O puede que, como señalaba Hubert Damisch, el termino Informal carezca formalmente de valor y solo sirva para desclasificar. Y el artista, cada artista, solamente deba responder a sus propios dictados, seguir su camino más allá de etiquetas. ¿Acaso el arte no es sobre todo un juego, una hermosa ironía a la que estamos sometidos para poder pasar más felizmente los días de la vida?

miércoles, 28 de junio de 2017

jueves, 22 de junio de 2017

EL ARTISTA ALVARO PEÑA PARTICIPA EN VI URBAN CONTEST DEL MOVIMENTO PENTASTRATTISMO

Me han comunicado que he sido seleccionado para participar en la exposición VI URBAN CONTEST en GARDA, a través del MOVIMENTO PENTASTRATTISMO
Todo un honor para mi poder volver a exponer en Italia de nuevo

viernes, 16 de junio de 2017

ÁLVARO PEÑA INAUGURA WOW EN CASAS CONSISTORIALES DE MAZARRÓN

Este viernes a las 20.30h se inaugura #WOW
 
Es para mi un placer el poder invitaros a la exposición.

"Álvaro Peña realiza su propio manierismo en sus pinturas, donde cobran protagonismo sus verdaderas “musas”, que no son las de Modigliani, sino la música, el color, el gesto de la mancha y el cuerpo que nos invitan a la intimidad con el cuadro, a deleitarnos de sensaciones, emociones y sentimientos que a veces nos trasladan al primer expresionismo vienés de Egon Schiele, lleno de teatralidad y psicología, pero esta vez buscando un vacío en el escenario, vacío de perspectiva espacial, pero lleno de una atmósfera onírica.
Wow, es el efecto sorpresa a modo de cómic que nos produce al espectador cuando apreciamos su obra, ahora minimizando el uso del color y amplificando, al mismo tiempo, las ondas que nos evocan un sonido que nos envuelve de aromas de “la joie de vivre”, menos fauvistas que las de Matisse, aquí plenas de vitalidad.
Precisamente, nos asombramos al ver las esculturas del pintor, en las que también se siente cómodo investigando en otros formatos en diferentes acabados sus siluetas femeninas, así como intervenciones sobre piedra o el video resultan totalmente novedosos y acertados, les invito a fascinarse del arte de este creador polifacético."
Ángel Rodríguez Comisario de la exposición

sábado, 10 de junio de 2017

Exposicion de trabajos realizados en el Colegio el Taller

A lo largo de mi carrera, ya son unos cuantos colegios los que me han invitado a enseñar y trabajar con los pequeños, y lo que más me ha llamado la atención es el gran interés que tiene el profesorado por el arte y la pintura. Ojalá hubiera tenido yo esa suerte en mi época. Un díez para ellos. En esta ocasión durante la presentación de los trabajos realizados en el Colegio el Taller junto a Pedro Cano y Eva Poyato

miércoles, 31 de mayo de 2017

Sorpresa en Wikipedia Italia

"El español Alvaro Pena. Sobre él se puede decir que en el artista español se mezclan con destreza los conocimientos técnicos y vigor expresivo esencial. En él se encuentra una clara impronta espiritual y conceptual"
Toda una sorpresa encontrada en Wikipedia Italia
Fotografía Miguel Angel Caparros

jueves, 11 de mayo de 2017

LAS SOMBRAS PERFUMADAS / NOCHE DE LOS MUSEOS ORIHUELA


LAS SOMBRAS PERFUMADAS / ALVARO PEÑA

Inauguración Las Sombras Perfumadas en Orihuela dentro de los actos de La Noche de los Museos.
12 de mayo de 2017 a las 19 horas

lunes, 17 de abril de 2017

martes, 10 de enero de 2017

DIVAPROJECT. Exposición de Alvaro Peña en galería Francisco Duayer de Madrid

Este viernes 13 de enero se inaugura a las 19 horas la muestra DIVAPROJECT una selección de 18 obras en donde la figura es la gran protagonista.
Será en la Galería Francisco Duayer de Madrid

jueves, 29 de diciembre de 2016

Crítica de José Alberto Bernardeau, presidente de la Asociación Críticos de Arte de la Región de Murcia y Vicepresidente a nivel Nacional




Sostenibilidad en el vacio
Perspectivas, proporción, relación espacial y una interminable sucesión de construcciones proyectadas en todas las dimensiones; y, claro, universos de color matizando la obra, sobreexponiéndola o subexponiéndola  según esos criterios y discreciones que conforman la creatividad … la ciencia es bella y, del mismo modo, el arte es ciencia; o puede serlo.
En su pintura confluyen de forma ostensible ambas concepciones, y con notorias peculiaridades sustentadas sobre esa gran base imaginativa que es el buen humor y la perspicacia inteligente.
En primer lugar, me llaman la atención esas figuras sostenidas en el espacio tanto por irresolutos vacíos como por infinitesimales saturaciones, la nada y el todo,  el cero y el infinito, ambos activadores de los poderosos vectores que la obra conjunta crea en nuestra imaginación. Y es precisamente esa gran imaginación de Álvaro la que excita nuestra fantasía.
Sus figuras distorsionadas no se apoyan ni referencian en horizontes, dimensiones ni distancias en el  espacio euclídeo, sino que se sitúan flotantes y relativas entre las curvas del espacio-tiempo. Al igual que en la ciencias, no todo son axiomas y postulados sino también abstracciones las que permiten la formulación de las leyes físicas, y las formas que nos dibuja el artista son razonamientos que nos revelan concretos espacios subjetivos.
Esa misma subjetividad es la que conforma una minimalidad cromática mediante vectores de color, que solemos llamar manchas, que refuerzan la sostenibilidad de las figuras en el plano y, en efecto, en el espacio multidimensional.
Admirable es, sin duda, la audaz disposición de espacios vacios de negro y blanco absolutos, así como otras manchas básicas y rotundas que involucran determinados elementos conceptuales de la idiosincrasia y temperamento de este artista; sí, y de su ingenio. 
José Alberto Bernardeau
Álvaro Peña

Pintor  e ilustrador. Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología y Académico Correspondiente de la Real Academia de Alfonso X “el Sabio”. Seleccionado Premio fundación  Inocente, inocente  2011 – Madrid. Premio Institucional a la Solidaridad. FEBHI 2012- Madrid .Premio Arte y Cultura. Ruralmur 2013- Murcia. Seleccionado Premio Internacional Arte Contemporáneo EUREKA, Italia 2015/16
Ha expuesto en gran parte del panorama artístico nacional, como Bilbao, Vigo, Barcelona, Sevilla, Madrid, Alicante, Albacete, Marbella, León, Extremadura, Ciudad Real, Córdoba, Segovia, así como en diferentes países como Lituania, USA, Italia, Rumanía, Portugal y trabajado como ilustrador para editoriales francesas.
Se puede encontrar su obra en organismos e instituciones tanto a nivel nacional como internacional

Un huevo pintado en la calle. Alvaro Peña

El pintar un huevo en una plaza produce gran cantidad de anécdotas....estos días que he estado terminando mi trabajo para el proyecto "Eclosión" ha sido fantástico a pesar de lo incomodo y el frio que hacía, amigos que hacía años que no veía...pequeños que se asombraban y querían tocarlo...muestras de entusiasmo de desconocidos...otros me pedían permiso para hacerse una foto...me preguntaban de todo....visitas como la de mi buen amigo Rafa Hortal, nuestro alcalde José Ballesta, o el periodista Carlos del Amor o salirme la posibilidad de hacer una exposición en un gran país que ya contaré , pero lo que más me gustó es cuando apareció mi hijo y me dijo que era "superchulo" y que me debía plantear pintar más huevos...humm...tendré que pensármelo





Alvaro Peña en la Revista Abaniko

Sólo tengo palabras de agradecimiento a todas aquellas personas que se dedican a promocionar y difundir el maravilloso mundo del arte y en esta ocasión Ediciones Kostadinova y su revista Abaniko así lo hacen, ocho páginas con mi obra y mis últimos trabajos es todo un honor para mi, muchas gracias!!!!! Ahí va una muestra:

miércoles, 12 de octubre de 2016

ALVARO PEÑA SELECCIONADO EN EL CONCURSO INTERNACIONAL DE ARTE CONTEMPORANEO EUREKA 2016

Seleccionado con la obra " L'uomo onniveggente" en el Premio Internacional de Arte Contemporaneo Eureka 2016 en su 8ª Edición, que se celebrará en Terni (Italia)

martes, 22 de marzo de 2016

Álvaro Peña: "La libertad que tengo es la que me dan mis pinceles"

Preciosa la entrevista que me realizó Toñi Perea para Melones el Abuelo

"Bienvenidos a un mundo donde la explosión de color, las formas, las líneas y la rebeldía cobran vida, donde los sueños se abren paso para vivir una poesía de imágenes únicas que captarán la atención del espectador, pinturas únicas que retratan la belleza de la figura humana, bienvenidos al mundo del gran artista: Álvaro Peña.
Es un “devorador de lo visual”, un rebelde, iconoclasta, incansable buscador de la belleza en sus figuras que rompen con todo lo preestablecido, liberándola de cualquier atadura, haciéndola libre, llevarla a límites, dejar atrás cualquier vestigio de lo normativo para transitar en la fuerza de esa imagen dónde la figura cobra vida.
 Con Álvaro Peña, “expresionista de la figura”, pintor de sueños hechos realidad,  cultivamos momentos únicos, sueños, melodías de color, fragmentos de líneas llenas de vida, belleza en el movimiento y mucho más, mañana nos gustaría compartir espacio contigo.

Entrevista Alvaro Peña


lunes, 21 de marzo de 2016

viernes, 18 de marzo de 2016

Alvaro Peña en INICIADOR


El próximo 6 de abril estaré en el programa INICIADOR, contando mi trayectoria profesional y como he llegado a donde estoy dentro de un programa novedoso como es INICIADOR, que está realizando ponencias con jovenes empresarios para contar sus experiencias y sus inicios en las diferentes profesiones.
Información ponencia ALVARO PEÑA

Pintura murciana en ART DISCOVER

Algunas de mis obras en la Galería Virtual ART DISCOVER
Obra Alvaro Peña